viernes, 12 de marzo de 2010

LOS NIÑOS Y LOS DESASTRES
GUÍA DE AUTOAYUDA PARA PADRES, APODERADOS Y FAMILIARES.

Las respuestas de los niños a los desastres.
• Apegarse a sus adultos de confianza, miedo a separarse de ellos
• Dificultad para dormirse o negarse a ir a la cama.
• Juego continuo y repetitivo sobre parte de la experiencia de desastre.
• Retraimiento: no querer estar con otros niños, no querer ver objetos relacionados con el desastre.
• Aumento de la agresividad, conductas de desafío o enfado constante.
• Resentimiento, sospecha, irritabilidad
• Dolores de cabeza, estomago, dolores vagos o difíciles de localizar.
• Problemas en la escuela (o negarse a ir) y dificultades para concentrarse

TODAS SON RESPUESTAS NORMALES PARA SITUACIONES FUERA DE LO NORMAL


¿Qué decirle a un niño, tras un desastre y cómo hacerlo?
• Es importante decir siempre la verdad. Probablemente va a conocer la verdad a través de otras personas, a veces de manera más cruda y más dolorosa. Cuando esto sucede se siente engañado.
• Dígale sólo aquello que el niño pueda entender según su edad y su nivel de comprensión.
• Provea sólo la información que el niño necesite y pueda asumir. En general es el propio niño el que marca los límites,preguntando más o cambiando de tema.
• Responda siempre a las preguntas que haga el niño sobre lo que ha pasado. Cuando se trata de la muerte de alguna persona próxima, puede ser que no se atreva a preguntar, y en ese caso, aunque no pregunte hay que decírselo.
• Hable con naturalidad, poco a poco, explorando lo que el niño ya conoce y lo que piensa o teme. Muestre sus propias emociones, el niño puede y debe percibir que los adultos están tristes, o que lloran, que lo sienten tanto como él, pero que no han perdido el control. ” .

¿Cómo viven los niños una situación de desastre?

Un desastre es atemorizante para todos, pero para un niño puede serlo especialmente Ellos confían en que los adultos les protegerán porque aún no han desarrollado estrategias para enfrentarse a situaciones difíciles. Incluso más que para los adultos, un desastre amenaza el sentido de control del niño sobre su vida.

Los niños experimentan los efectos del desastre triplemente porque:

1. Están siendo afectados directamente por experiencias de muerte, destrucción, terror unido a la ausencia o impotencia de sus padres.
2. Las reacciones de los padres y otros adultos de confianza al desastre influyen en su manejo de la situación.
3. Los miedos también pueden surgir de la propia imaginación de los niños. Para ellos es difícil diferenciar qué miedos son realistas y cuáles no. Un niño siente miedo, sin importar la razón, tiene miedo.

Lo que usted puede hacer para ayudar a su hijo/a.

* Hable con su hijo sobre sus sentimientos, sin juzgar.
• Permita que el niño llore o esté triste. No espere que él sea “fuerte”.
• Háblele también de sus propios sentimientos y permítale saber cómo maneja usted sus miedos y temores.
• Aliéntele a hacer dibujos sobre el desastre o que escriba historias o poemas sobre ello. Esto ayudará al pequeño a entender cómo se siente con lo ocurrido.
• Provea a sus hijos de información sobre lo que pasó y está pasando (o pasará). Utilice un lenguaje sencillo que ellos puedan entender. Esconder información puede llevar a mayores problemas en el futuro.
• Si su hijo regresa a comportamientos como mojar la cama o chuparse el dedo, inicialmente trate de aceptarlo. Estos son signos de que necesita consuelo y seguridad. Evite regañarlo por ello y regrese poco a poco a la normalidad.
• Ayúdelo a sentirse a salvo: Abrácelo, tóquelo y sea afectivo con su hijo. Pase tiempo extra con él, especialmente a la hora de irse a dormir. Muchos niños se calman con masajes suaves en la espalda o en la nuca.
• Los niños son especialmente vulnerables a sentimientos de abandono cuando están separados de sus padres. Evite “proteger” a su hijo enviándolo lejos de la escena del desastre si esto supone separarlo de sus seres queridos.
• Los niños se benefician de la rutina y la estructura: Aunque inicialmente se relajen las reglas usuales, trate de mantener la estructura y las responsabilidades familiares.

Permita a su hijo regresar a la escuela tan pronto como sea posible después del desastre. Esto le ayudará a volver a la normalidad y a compartir con sus amigos y profesores sus experiencias.




1 comentario:

McDoo dijo...

xDDDDDDDDDDDDDDD...hola

¡Ha estudiar! Recuerden, es un año especial.

Mi lista de blogs

Felicidades en su día 6º año 2009

Felicidades en su día 6º año 2009

Karen Messer.

Anelen Moncada.

Fabian Mendoza.

Sofìa Castillo.

Pablo Soto.

Sebastian Bahamondes.

Constanza Menares.

Karin Fernandez.

Constanza Sommer.

Bryan Villavicencio.

Sebastian Cerda.

Naya Jara.

Gabriel Silva.

Sofia Castro

Carla Martinez

Diego Vergara.

Nicol Ravanal.

Jorge Salazar

Camila Vidal.

Marcelo Chavarria.

Ignacio Salinas.

Matias Luhr.

Carla Fredes

Carlitos Ortiz.

MIS ALUMNOS 5º año B

MIS ALUMNOS 5º año B

Marion Mardones.

Felipe Pereira.

Carolina Rebolledo.

Celeste Gonzalez

Benjamin Valdebenito.

Antonia Belmar

Luciano Lobos

Tamara Barrueto.

Marcela Huentemil.

Francisca Parra.

Francisco Viveros

Soledad Sepulveda.

Agustin Montoya.

Pamela Oliva

Joaquin Diaz.

Paloma Riquelme.